General

Jacques Villeneuve sobre la muerte de Ayrton Senna en Imola

Ex campeón afirma que "la F1 perdió mucho valor" tras la muerte de Senna

30 de abril en 13:00
  • Norberto Mujica

El ex Campeón del Mundo, Jacques Villeneuve, habla sobre cómo cambió la Fórmula 1 tras las trágicas muertes de Ayrton Senna y de su padre, Gilles Villeneuve, y afirma que le "cuesta pensar en algo malo para la F1".

Jacques Villeneuve siguió los pasos de su padre y estuvo en activo en la Fórmula 1 de 1996 a 2006, participando en 163 carreras y consiguiendo 11 victorias. Sobre todo, fue Campeón del Mundo en 1997 cuando pilotaba para Williams.

Senna "se ha convertido en una figura casi mítica"

En Casino Online IN, el candiense habló sobre la muerte del gran Senna durante el Gran Premio de San Marino de 1994, destacando las mejoras en el deporte tras la muerte del brasileño hace 30 años, junto con la tragedia de perder a su padre en el Gran Premio de Bélgica de 1982.

La muerte de Senna, tres veces Campeón del Mundo, sacudió el mundo de la Fórmula 1 hasta sus cimientos, y Villeneuve reconoció lo mucho que el brasileño significaba para el deporte. "La Fórmula 1 ha perdido mucho del valor que él aportaba", declaró el canadiense.

"Era supertalentoso, superrápido, y probablemente habría dado una lucha increíble a otros pilotos durante bastantes años, porque le apasionaban las carreras".

"Se ha convertido en una figura casi mítica. Cualquier piloto que fallece al volante conserva su lugar en la historia mucho más tiempo que los campeones múltiples".

La muerte 'marcó el inicio de la F1 moderna'

La muerte de Senna no fue la única que sacudió el mundo de la F1. 12 años antes, Gilles Villeneuve también perdió la vida al volante tras colisionar con Jochen Mass, algo sobre lo que Jacques Villeneuve dijo que "le cuesta pensar".

"El fin de semana de la muerte de Senna fue probablemente el que más me dolió porque fue cuando hubo más daños humanos. Pero para mí, el peor fin de semana fue la muerte de mi padre, así que me cuesta pensar en algo que podría haber sido malo para la F1".

"Pero la muerte de Senna marcó el inicio de la F1 moderna. La mentalidad respecto a la muerte y a salir herido cambió entonces en comparación con los años 70 y 80".

El una vez Campeón del Mundo también dijo que aquel trágico fin de semana en el Gran Premio de San Marino fue el catalizador de los cambios en materia de seguridad en la Fórmula 1. "Fue un comienzo. Entonces te conformabas con llegar al final de la temporada sin haberte roto nada. Y feliz si no habías muerto".

"Ahora te sorprendes si te rompes un dedo. Así son de seguros y así son de rápidos, como nunca lo han sido".